Razones por las que hay que hacer un Chequeo Preventivo de Memoria

El objetivo de un chequeo preventivo, cuando se sospeche un deterioro cognitivo, debería ser detectar éste en una fase inicial, tratarlo de forma precoz e instaurar un control y seguimiento que permitan mejorar los resultados de salud.

Una estrategia de cribado de una patología, en general, está justificada si se cumplen los siguientes objetivos:

1.- Tratarse de un problema de salud frecuente y relevante.

2.- Tener un periodo clínico suficientemente largo para poder ser detectado.

3.- Disponer de una prueba de cribado sensible, específica, a precio razonable y sin efectos secundarios.

4.- Tener un tratamiento eficaz, seguro y eficiente.

En el deterioro cognitivo y en la enfermedad de Alzheimer podemos afirmar que se cumplen los 3 primeros criterios.

En cuanto al tratamiento, en el llamado deterioro cognitivo leve se ha demostrado que la terapia de estimulación o ejercitación cognitiva disminuye el riesgo de desarrollar algún tipo de demencia, como por ejemplo la enfermedad del Alzheimer. Sin embargo, no hemos encontrado evidencia científica en la literatura que permita recomendar el cribado poblacional de la demencia en personas de más de 65 años. (Scarmeas N et al. Neurology 2001, 57: 2236-42). Teniendo en cuenta que la edad constituye el principal factor de riesgo para la demencia, y que alrededor del 1,5% de las personas de 65 a 69 años padecen algún tipo de demencia, ésta podría ser una franja de edad idónea para realizar algún tipo de pruebas de cribado, evaluación y seguimiento con el fin de detectar precozmente el deterioro cognitivo leve.

Igualmente, uno de cada tres pacientes diagnosticados de enfermedad de Alzheimer no es consciente de que sufre la enfermedad. En Alzheimer “es importante detectar los casos en su primero síntomas, porque cuando se descubre la enfermedad en fase de demencia, aunque sea leve, la situación suele ser irreversible”.

El resultado de un test de cribado positivo no implica necesariamente el diagnóstico de demencia. Si el test es positivo habría que hacer un anamnesis más detallada y evaluar la existencia de pérdida funcional de las actividades de la vida diaria para poder pensar en el deterioro cognitivo.

Una razón importante para detectar el deterioro cognitivo leve sería, pues, poder iniciar un tratamiento precoz. Dentro del tratamiento no farmacológico se ha demostrado que la terapia de estimulación o ejercitación cognitiva disminuye el riesgo de desarrollar algún tipo de demencia, como por ejemplo la enfermedad de Alzheimer.

Otra razón para realizar un diagnóstico precoz sería el poder informar al paciente en una fase temprana de su enfermedad, y permitirle así tomar decisiones que pudieran afectar en un futuro a su persona (herencias o legados, previsiones de tutores, voluntades anticipadas), así como establecer un plan terapéutico adecuado y medidas sociales de apoyo, evitar complicaciones económicas y retrasar una posible institucionalización.

El retraso diagnóstico suele ser frecuente en Atención Primaria y es atribuible, entre otros factores, al déficit de formación especifica en demencias de los profesionales, y también a que no existe un protocolo establecido para el cribado de las alteraciones cognitivas y las demencias.

Dr. Juan José Gomáriz García. Médico de Familia. Centro de Salud Lorca Sur (Murcia). Comité Científico kNOW Alzheimer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s